La hermosa ciudad de Trinidad, la cual fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988, se distingue majestuosamente por sus calles de piedra que marcan los pasos de sus primeros habitantes. Sus casas color pastel que dan la impresión al visitante de estar en una ciudad detenida en el tiempo. Trinidad atrae no solo por su belleza natural, su cercanía con el maro la amigable gente que vive en ella, sino también por su historia, ya que, desde el siglo 17 al 19 trinidad fue importante en el desarrollo de la industria azucarera en Cuba. Así como guarda y preserva rastros de la esclavitud y el negocio ilícito que enriqueció a las familias nobles de la época.

El corazón del centro histórico destaca por su enorme belleza y lujo, conocida como Plaza Mayor y corazón de la ciudad, es testigo del desarrollo social y económico de todos los tiempos, no se visita Trinidad, sino se recorre su Plaza Mayor. Allí se encuentran las casas-museos más importantes de la ciudad, unas de las mejores preservadas en Cuba, gracias al periodo de desolación que ocurre desde 1850 hasta 195, debido a la crisis económica que hicieron colapsar los precios del azúcar en el mercado internacional.

Para visitar en centro histórico se recomienda al visitar la iglesia y el convento de San Francisco, hoy museo de Lucha contra Bandidos. Se considera esta edificación el símbolo de la ciudad y es de visita obligada, para observar la ciudad y conocer más acerca de la historia de los primeros años de la revolución cubana.

Museo Romántico o Palacio Brunet, mansión construida por una de las familias más adineradas, donde se evidencia una enorme colección única en el tiempo y ver como vivían las familias locales adineradas.

La Canchánchara, coctel típico tradicional de Trinidad y su espacio oficial ubicado muy cerca del lugar de fundacional de la villa. Su historia es muy interesante y el lugar tiene música en vivo.

La Plazuela del Jigüe, lugar fundacional de la villa, donde se sembró el árbol de Trinidad y se celebró la primera misa en 1514.

Iglesia Parroquial

La Iglesia Parroquial Mayor de la Santísima Trinidad, construida en 1800, es muestra de la religión católica, profesada por los españoles en los tiempos de la colonia.

Casa de la Trova, excelente lugar con música tradicional cubana en vivo, donde se disfruta bailando y bebiendo cocteleria nacional.

Palenque de los Congos Reales, lugar recomendado para visitar y descubrir más acerca de los esclavos. Se realizan shows con músicos y bailarines profesionales, que demuestran habilidades extraordinarias de la danza afrocubana, la presencia de los tambores y bailarinas incita al baile y a volver en la historia.

Museo de Arquitectura, antigua casa de los Iznaga Sánchez, se recomienda su visita, pues presenta todos los estilos arquitectónicos de la época.

Palacio Cantero, Museo de Historia. Magnifica edificación que cuenta la historia de la familia Cantero  pero también de la ciudad. Dentro se aprecian elementos y objetos originales de la etapa colonial. Luego de finalizar la visita se pueden subir a la torre, uno de los miradores más hermosos de la ciudad.

Se recomienda la visita a la Plaza Santa Ana, otra de las plazas más prominentes de la ciudad y visitar las ruinas de la iglesia Santa Ana, excelente lugar para disfrutar una puesta del sol y fotografiar la antigua cárcel, majestuoso edificio construido en honor a la reina Isabel. Hoy se encuentra allí la Fabrica de la Cerveza, excelente lugar para disfrutar de una cerveza local.

Playa Ancon

Trinidad, también es famosa por sus playas , se destaca por tener unas playas preciosas con arena fina y aguas transparentes. Lugar de obligada visita por todos los visitantes extranjeros.

Topes de Collantes, uno de los sitios naturales más grandes y hermosos de Cuba. Con plantas y especies endémicas. Se encuentra a 30 minutos en carro de la ciudad de Trinidad. Allí se pueden visitar el Salto del Caburni, entre otras hermosas cascadas.

También cerca de la ciudad se pueden visitar hermosas cascadas a solo 1 hora caminando o en excursiones a caballo, una interesante aventura que ofrecen los locales de la ciudad.

Valle de los Ingenios, ubicado en el Valle San Luis, donde se aprecia el floreciente desarrollo de la industria azucarera. Se recomienda visitar el pueblo de Manaca Iznaga, donde se encuentra la Casa Hacienda de Verano y la Torre de 44 metros de la familia Iznaga.

En trinidad la vida nocturna es muy viva, interesante, variada y emocionante. Por eso de cerca viene la recomendación de los lugares nocturnos que no debes perder si quieres una noche de baile, tragos y diversión al mejor estilo de Cuba.

Disco Ayala, La Cueva, centro nocturno ubicado en el interior de la cueva Ayala, impresionante lugar y el favorito de los más jóvenes. Lugar muy visitado por locales y extranjeros. La música es moderna, urbana, reggaetón. Su ambiente musical y de fiesta invita a la diversión y a pasar un momento único y divertido.

Casa de la Música, lugar favorito de los locales y extranjeros. Música en vivo, show de cantantes y bailarines. Es un lugar especial al aire libre, ubicado justo al lado de la Plaza Mayor.

Bar la Bodeguita del medio, concepto importado de la famosa Bodeguita del Medio en la Habana.

Café Don Pepe, ubicado frente al parque San francisco de Asís, es otro lugar de obligada visita.

Café Fortuna, lugar especial para el disfrute del café y cocteles, ubicado en una de las calles más céntricas de la ciudad.

Rincón de la salsa, centro nocturno con excelente música cubana donde se interactúa con locales y visitantes extranjeros.

Bar Frio de la ciudad, ubicado en la calle Gracia. Muestra un concepto muy amplio de la cocteleria nacional e internacional, un ambiente acogedor y de excelente calidad.

Ruinas de Segarte, espacio de referencia para los trovadores de la ciudad.Trinidad es una ciudad mágica donde hay tanto que hacer, que descubrir, que para tener una idea de ella hay que caminar sus calles, saludar a sus gentes, sentir su alegría desbordante. Realmente es una ciudad de obligada visita y que luego de visitarla se convierte en un lugar especial en el recuerdo e insta el regreso a ella.